viernes, 11 de junio de 2010

Soy...



Soy el poder de mi misma
El alma que se escucha,
El silencio de la noche
Y el dramatismo del día...

Soy la secuela de las venganzas
Y el recuerdo de las añoranzas,
Soy la corrupta incrédula
Que sueña con la paz...

Soy el vagabundo
Que rumbea en calles desiertas,
El espejismo del loco
Los ojos de un ciego...

Soy el misterio de lo prohibido
Y el paraíso de lo desconocido,
Soy la razón de mis acciones
Y el temor de la muerte...

Soy la perfecta defectuosa
Que intenta progresar,
El intervalo de tiempo
De la rutina al hogar...

Soy la pesadilla de mis juegos
Y la armonía de mis espejos,
Soy la alquimia del que transita
Por mi cuerpo...

Soy la deidad suprema
Del infierno,
La naturaleza de mis raíces
y la creadora de mis pasos...

Soy la fantasía de la pureza
La simpleza de la riqueza,
Soy un ser mas que lucha
Por vivir…

Soy la paranoica
Que maneja la locomotora de mis pensamientos,
Soy el autor de mi propio guión
La que desdibuja sensaciones…

Soy la que divaga entre sucesos
Soy la cicatriz de mis heridas,
El rostro de mi misma
El trapo que me cubre…

Soy el miedo que me asesina
La palabra que me salva
Y la memoria que me ama…

Soy espíritu y carne
Un hueso con principios
Y con tiempos imperfectos…

Soy la conjunción
De moléculas activas,
La sangre de mi vida….

Soy lo que nunca imagine ser,
Soy lo que siempre creí ser,
Soy lo que soy
Simplemente soy
Soy lo quien existe, soy mi propia existencia.

1 comentario:

J.Carlos dijo...

Hola Florencia, un placer enorme volver a encontrarte; ver que vuelves a regalarnos tus letras, precisas,vividas, a veces contundentes.
Sólo espero que no sea algo episódico y continues publicando tus palabras llenas de vida y verdad.
Abrazos