martes, 18 de enero de 2011

Somos la Razón


No quiero excusas

Ni perdón,

No quiero cartas

No dolor…

Hay solo culpas

Sin amor,

Hay solo besos,

Sin pasión…

Porque somos imperfectos

Porque buscamos diversión…

Y cuando más sentimos

Y cuando más podemos dar,

Es cuando menos lo hacemos.

Para que postergar el horror,

Para que negar el tiempo…

Si juntos olvidamos la canción

Que relataba el amor,

Si somos la razón

Por la cual nos enfadamos…

Con que fin lloramos

Con que fin queremos acabar,

Con que final queremos comenzar…

La pésima sensación

Es perder el sentimiento,

La cruel decepción

Es vernos vulnerables…

Tal vez sea el remedio

Lo que cure la ambición,

Tal vez dibujamos

La imaginación que deseamos ver…

No se si el día nos amenazo

Con tristezas sin color,

No se si el tiempo eclipso

Las ilusiones por algo nuevo…

Quizás somos producto del miedo,

Quizás temamos perder,

Quizás el recuerdo pasado nos aleje

Quizás no queremos ser…

El olor de cometer

Injurias clandestinas,

El perfecto poder de prever

Nos mantiene desatados de este hilo que tejimos una vez…

Ya no quiero razones huecas

Sé que entiendes lo que trato de entender.

1 comentario:

J.Carlos dijo...

Hola florencia, a veces llegamos a un punto de no retorno, que saliendo de el, supondría una liberación.
Pero tenemos miedo a dar ese paso, por no herir, por no herirnos, por miedo al futuro, por la incertidumbre del presente.
Pero cuando algo se empieza a deshacer, no perdamos el tiempo en evitar que desaparezca, tengamos el valor de aceptarlo y empecemos de nuevo.
Un placer visitarte, nunca la visita es en vano.
Besos