viernes, 2 de septiembre de 2011

Licor.



Se perfuma el vientre
De azúcar,
Por tu columna baja mi sabor
Y mis caderas danzan tu compas…

El licor se derramo en tu coche
Y las manchas no se quitaran,
El fuego se absorbe entre tus piernas
Y algo intenta resaltar…

La noche es mi aliada
La guía de mis angustias,
Y la soledad de mi desierto,
Cuando tú no estás…

Un beso profundo
Entre las sabanas,
Rozando los duendecillos
Que por tu pelo juegan…

Seré la prófuga
que escape de mi,
Cuando mas atada me tengas…

El licor se derramo y las manchas no se quitaran
Estamos demasiados sucios
Para aclararnos…

Un beso
Que terminara, cuando uno nuevo empieza,
Un sentido divagando por la membrana de tu mente
Entre las cosquillas de tu estomago…

El acorde de mi cintura
Realza tu estimulo,
Que se disuelve cuando me ve,
Que se contrae cuando te miro…

El encaje transparenta mis ojos
Las pupilas de tu salvación,
El éxtasis de mi visión
Cuando dibuja tu cuerpo frente al mío…

Crujen los pasos
Marcados por el peso,
Se escuchan las sombras regresar
De donde provinieron…

Negro estimulo perspicaz
Donde se serena el alma,
El desierto indiscutible de mi soledad
La deshidratación de tu sal…

La dureza de mi cuerpo
En la constelación que traza tus fragmentos,
En este mundo giraremos perpetuos
Mientras los soles nacen, y la luna se esconde…

Los relojes no marcaran el paso
Sera imaginario,
Y no condenaran nuestro tiempo…
Solo nos hallaremos en el horizonte que creamos.


El licor se derramo…en nuestro cuerpo…
…esto, es lo que somos.


1 comentario:

JUANSI dijo...

Sinceridad y saber quienes somos... para que los relojes desarmen al tiempo. Me ha encantado, suenas sincera.

TE DEJO UN BEZOO <3