jueves, 27 de agosto de 2009

Cerezas Deliciosas



Que tengas buenos días!
Y goces de tus placeres
Tal vez insuficientes, quizás intensos.
Gracias por ofrecerme motivos para hablarte
Y sensaciones para estremecerme.

Que descanses eternamente en tus sueños
Y falles en las debilidades que te atormentan
Para que aprendas a golpearte y volverte
A levantar.

Seguiré permaneciendo impermeable en tus lloviznas
Podré derretirme cada vez que intente resistirme,
Nada esta mal
Aunque podemos creerlo.

Una buena jugada te aparto
De un destino enmarañado,
De una bruja desequilibrada
Y de una nieve blanca.

Un futuro improvisto
Me refugio en un nuevo sentido,
Sin pasado arrepentido
Con un presente vivido.

Resurrección de colores inventados
En tu mente colapsada
Dibujan un espacio figurativo
Repletos de abismos lascivos por nuestras hormonas inexpertas.
Que tengas buenas noches!
Perfectas y celosas
Bañadas de licor
Y cerezas deliciosas.

Tendré una memoria imborrable
Saciada y justa,
Estarás en ella cuando necesite recordarte,
Pensarte y traerte real ante mí.

1 comentario:

J.Carlos dijo...

Hola Florencia, como te contesté en mi blog a tu comentario, es un placer reencontrarte; ya echaba de menos tu forma tan personal de escribir, el ser tan especial que eres.
Hablas en tu escrito de pasado, presente y futuro.
De un pasado recordado sin amarguras, un presente vivido con esperanza y la puerta de un futuro que se abre con nuevas expectativas.
Tiempo de mudanzas, quizás no sólo físicas o de un nuevo hogar; también interiores y de perspectivas.
Suerte en todas tus mudanzas; abrimos nuevas ventanas, cerramos viejas puertas.
Un placer enorme el volver a saber de tí, cuídate mucho y hasta pronto.
Un fuerte abrazo querida amiga