sábado, 22 de agosto de 2009

Ser


Transparente de sensibilidad
Iluso emocional
Festivo y aburrido
Insensato, descortés.

Paciente a los abismos
Temeroso a los deseos
Celoso de las razones
Envidioso de las debilidades.

Absurdo en sus plegarias
Perfecto en sus sentidos
Hermoso ante su reflejo
Tímido e inseguro.

Testarudo y analógico
Predicador impostor
Enriquecido en su pobreza
De valores sin motor.

Callado en el silencio
Caótico en el ruido
Músico en su arte
Arte en su dramatismo.

Nauseabundamente esquivo
Cuando se tropieza con lo desconocido,
Alucinante personaje de ficción
Que sueña con combatir el dolor.

Amable con sus generaciones
Vidente ante el destino,
Oscuro cuando se encierra en su mundo
Oficiante cuando pierde el equilibrio.

Colérico energúmeno
Justiciero de las cosas sin razón,
Borracho empedernido
Saciando sus temores con desinhibición.

Eléctrico masculino
Hombre de media edad
Mañoso y cariñoso
Adorando su bella soledad.

Niño intolerante
Caprichoso y negador,
Menudo y claro
Satisfactoriamente apostador.

Delirante exitoso
Volando por sus sueños que desea cumplir
Bondadoso y terrenal
Estructurado y conservador.
Eficaz sereno
Que controla las noches femeninas,
Enamoradizo de la vida
Lloroso ante los lamentos de la misma.

Rutinario madrugador
Divertido bromista
De cantos y sonrisas,
Cineasta conmovedor.

Seas lo que seas,
Quieras lo que quieras ser,
Desees ser otro ser,
Seas un ser deseoso por cambiar,
Conforme ante lo que sos,
O desconforme ante lo que dejaste cuando fuiste,
Feliz de ser quien decidiste ser,
Ser quien nació de este modo…

De las miles posibilidades de ser
Así eres hermoso...
Simplemente porque “eres” y “existes”.

1 comentario:

J.Carlos dijo...

Hola Florencia, yo soy analógico, enamoradizo de la vida y alguna cosa más del catálogo vital, que expones en tu escrito.
Tienes toda la razón, se puede ser muchas cosas a la vez, desear ser de otra forma, querer cambiar otras; pero sobre todo, ser y existir, estamos presentes en este mundo cargado de posibilidades, depende de nosotros el acierto o la decisión a la hora de elegir.
Dicen que mis escritos son optimistas, pero creo que ninguno se puede igualar a este; destila esperanza en lo que somos y lo que podemos llegar a ser.
A la hora de elegir, tu blog siempre estará presente; es encontrar un refugio después del largo camino.
Cuídate mucho, hasta pronto.
Un fuerte abrazo