sábado, 4 de julio de 2009

Negro o Blanco



Recostada sobre la superficie del agua
Me reconforto en la seguridad que me sostiene,
A lo lejos el sonido de cuerdas aviesas se torna agudo
Llegan a mis oídos y recorren cada extremo de mis huesos.

El cielo se hunde sobre mí y la tierra se propaga
Me convierto en un pasaje que no imagino transitar,
Mi silueta se achica mientras voy perdiendo peso
Ahora me mantengo en pensamientos divergidos que me hacen lograr estabilidad.

Un argumento constante me va haciendo exaltar
Una inquietud persistente intenta abolir todo sentimiento de perpetuidad,
Puedo sentir mi pecho latiendo
Y la sangre recorriendo mis venas pronunciadas.

Mis ojos yacen cerrados solo escucho un eco profundo
Una melodía capciosa que me incorpora a un viaje de placer,
No hay carne, no hay peso, no hay muerte (jamás)
Hay “nada” infusión infinita de colores, matices y sabores.

Se distorsionan las figuras que me acompañan
Se desdibuja el paisaje y se transforma en una cúspide blanca,
Frente de mi un espejo me sonríe
Mi cuerpo esta pintado de claro solo distingo mis labios que se vuelven mudos entre las melodías vivificadas.

Estoy frente de un ser limpio puro, “blanco”
Que me mira pero no me habla, que me entiende y me sana
Que perdona mis errores, alimenta mis sueños y ama…
…estoy frente de mí…

Aunque pueda volverme oscura en la terrenal realidad
Con pensamientos insuficientes que vicien mi mente,
Y pesares que posterguen mi andar,
Puedo ser yo quien dialogue con mi alma y me invite a viajar…
…hacia la perfección del paraíso quien me haga comprender que la luz siempre existirá en mí, hasta en las tinieblas más profundas y en los abismos más temibles…estará la pureza de ser libres y la grandeza de poder elegir lo negro de lo blanco o lo blanco de lo negro.

2 comentarios:

J.Carlos dijo...

No hay mayor romance que con nosotros mismos; si conseguimos ese enamoramiento perpetuo, no exento de críticas, podemos tener esa paz interior que nos permita enfrentarnos a todos los dilemas que se nos presenten en nuestra vida.
Tu siempre serás libre, aunque haya algo que te pueda coartar, tu sabras liberarte; estoy seguro y ahora más.
Se dice siempre que la poesía es la interpretación de la realidad y la prosa la realidad tal cual; tu consigues con tus versos ser mucho más descriptiva con ellos, que muchos escritos en prosa, no es fácil, te felicito.
Cuídate mucho, mucho y hasta pronto.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Florencia, mi querida Florencia, por si no pasas por mi blog, te dejo el mensaje que te dejé en el.
No te preocupes por la extesión del mensaje, estoy seguro que escribirías un millón de palabras y ninguna sobraría.
Tienes razón, nos pasamos la vida planificando, haciendo proyectos, ese tiempo lo perdemos, si lo empleáramos en vivir cada minuto, en sentirnos vivos, nuestra vida corta o larga, habría sido plena.
La busqueda de la felicidad, ese tendría que ser nuestro único e irrenunciable objetivo, más cuando ves situaciones como la presente, una enfermedad grave, siendo joven todavía; razón de más pàra apurar la vida cada instante.
Muchisimas gracias por tu humanidad, sensibilidad, por ser esa persona maravillosa, a la que tanto admiro y respeto.
Seguro que esa persona que ahora lo está pasando tan mal, recibe tu fuerza, como la de tantas otras personas que me han escrito.
Unn fuerte abrazo