lunes, 27 de julio de 2009

Un Sol



Sale el sol, se esconde la noche
Sueltas tu mejor carcajada y te dispones a soñar.

Ya nada perturba tu mente…
Ya nadie evita tu andar…

Tu cuerpo pierde las expresiones,
Y te irritas al recordar
Aquellos tiempos pasados que no te dejan en paz.
Caminas hacia la deriva de tus pensamientos
Desnudo e impermeable, frágil y abatido.

Gritas lloras, imaginas posibles escenarios
Donde puedas aparecer una vez más.
Y allí estas solo con tu alma que quiere despertar.

Ya no abran cadenas que te aten…
Ya nadie saldrá a buscarte…

No hay dios en este pasaje
No hay diablo en tu transición,
Depredas tus sienes intranquilas
Te contraes y respiras tu propia vida.

El silencio aplasta tus palabras
Y el tiempo parece no avanzar,
Volteas y miras a tu alrededor
Y ahí estas en el mismo lugar,
Satisfecho de tu andar.

1 comentario:

J.Carlos dijo...

Hola Florencia, primero darte las gracias por tus palabras y buenos deseos por mi cumpleaños; tu comentario, como todos los tuyos, fué muy especial para mi, muchas gracias de todo corazón.
Hablas del sol, de esa luz que disipa la tinieblas, las reales y las figuradas, que nos empuja y nos da vida.
Has relatado una transición, un cambio, una ilusión por transformarse; un buen guión para poder seguirlo todos.
Muchas gracias por recibirme y dejarme disfrutar de tus palabras.
Un fuerte abrazo