sábado, 2 de mayo de 2009

¿Puedes Sentirme?


Acércate y mírame fijamente
Atrévete a decirme todo lo que sientes,
Puede que me sienta muy mal
Puede que no aguante el dolor.
Pero no haré más nada que aceptarlo.

A ver que me dices después?
Cuando ya hayas elegido
Y estés involucrado con alguien más,
Te darás cuenta de todo lo borrado
Y querrás encontrar mi rostro entre tus demencias.

Que fácil es soltar una respuesta
Entre mis nauseabundas preguntas
Voltear a un costado y decir que todo fue cierto,
Olvidar el paso del tiempo trascurrido
Y empezar otra vez.

Creerás que estaré bien
Sobreprotegida entre mi dureza
(Que no es más que debilidad),
Odiaras el distanciamiento
E inventaras tus mejores excusas ante los demás.

Volverás a lo mismo
Pero con más entusiasmo,
Trataras de creer que fue esto lo mejor
Sonreirás y andarás tranquilo.

Llorare y me retorceré de angustia
Volveré a tener viejas pesadillas,
Intentare creer cada una de tus frases
Me acomodare al transcurso de los días
Recordando episodios donde me sentí feliz a tu lado.

Tal vez encuentres eso que tanto buscas
Y que todos buscamos
Felicidad junto a alguien.
Tal vez no,
Y te remorderá la conciencia
Al verte llorar por lo mismo, una vez más.

Pues ojala seas feliz
Y el paso de tu vida no interfiera nunca más en la mía,
Pero ojala te des cuenta a tiempo
Antes que te bofetee una mala jugada de ajedrez
Cuando creías que tenías todo bajo control.

Lamento que las cosas hayan terminado
Después de tanta sentida felicidad
Sabré comprender las razones que justificaste,
Las repetiré en mi mente las veces que sea necesario
Hasta entender que no todo es tan fiable y que a veces
Nos dañan los que menos creemos capaces de hacerlo.

Gracias por ser la luz que una vez ilumino mi oscuridad
Por despertar una parte de vos que creías perdida,
Por abrazar y sanar mis heridas,
Por recobrar el sentido de las palabras olvidadas en mi vida
Y ser el recuerdo del niño feliz que se pasea por mi mente cada día.

Ya no queda más por decir
O por hacer,
Solo seguir en este camino destruido
Que alguna vez soñamos construir.

Solo pido que mi alma no se marchite ante la decepción
(Nunca dejes de creer que todo es posible)
No cruces nunca más la pared que nos separa
Es lo único que tengo para defenderme,
Que tu elección te lleve a tus sueños
Y no termine destruyéndolos.


Créeme aun te quiero…y deseo que seas feliz.

--0--

1 comentario:

J.Carlos dijo...

Los recuerdos son las huellas que dejamos trás de si. Pero el camino sigue, tenemos que encontrar el rumbo correcto, y no mirar atrás, si lo hiciéramos, nos perderíamos sin remedio.
Tienes un blog muy adiptivo, tendremos que pasar pronto por la siguiente dosis.
Saludos